• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2016 by Sí! Comunicación Creativa para Nuevos Vientos Consultores

Propuestas para combatir la crisis de frigoríficos

 

La faena bovina de agosto mostró un incremento sobre la de julio, que tiene su explicación en parte en la mayor cantidad de días hábiles y en la mejora del consumo registrado por la disminución del índice de inflación.

 

Como bien indica el analista Lic. Ignacio Iriarte, el consumidor argentino demuestra su preferencia por la carne vacuna, la que en términos relativos recuperó competitividad pese a los pequeños aumentos que tuvo.

 

Como hemos sostenido siempre, el negocio de la carne en Argentina es altamente competitivo por la cantidad de oferentes y demandantes en cada eslabón de la cadena. En este negocio, la escala de producción es determinante para que una empresa sea eficiente y rentable. La actual situación de bajo valor de los subproductos de faena (cuero, hueso, sebo y menudencias) hacen que los costos de producción (salarios, cargas sociales, ART, impuestos) sean determinantes sobre el resultado del negocio. Esos costos, actualmente superan el valor de recupero de la venta de subproductos. Para mantener la competitividad en las ventas y sostener los volúmenes de actividad la industria formal se está descapitalizando, lo que lleva a que en algunos casos se posterguen los plazos de pago de hacienda, el pago de obligaciones fiscales o se asuman cada mes importantes pérdidas económicas.

 

Entendemos por industria formal a aquella que paga salarios de convenio, cumple con sus obligaciones previsionales y fiscales, su personal se encuentra con cobertura de seguro de riesgos del trabajo, avala sus obligaciones comerciales con su patrimonio, cuentan con instalaciones que dan garantías de inocuidad de sus productos y cuidan el medio ambiente con tratamiento adecuado de sus efluentes, componentes todos que representan costos de producción. En detrimento de esta industria compiten en el mercado, mataderos y frigoríficos que no dan debido cumplimiento a sus obligaciones transformándose en industria informal, obteniendo así costos inferiores y que son los agentes causales de las pérdidas relatadas para con la industria formal.

 

Si esta realidad no se logra corregir de manera URGENTE tememos que vayamos hacia una MAYOR INFORMALIDAD que significará el incremento de la precarización del empleo, peores condiciones de inocuidad, menor recaudación para el Estado y retroceso para todo el sector.

 

Proponemos como solución que se CONTROLE Y EXIJA que todos los frigoríficos, cualquiera sea su tipo societario, paguen salarios de convenio y cumplan con el pago de las cargas sociales y de ART. Entre otras medidas, se debería disminuir la presión tributaria de ingresos brutos estableciendo alícuotas cero para frigoríficos y matarifes, también proponemos que se utilice el impuesto al cheque como anticipo de pago de impuestos nacionales para facilitar la bancarización de las operaciones y la inscripción de los matarifes en el RUCA, para blanquear a los verdaderos operadores comerciales.

 

Consideramos que son acciones básicas, de sentido común, pero que si no se ejecutan rápidamente y todas, no será  posible tener una industria que progrese y se afiance, como ocurre en otros países.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Please reload

NOTAS RECIENTES
Please reload