• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2016 by Sí! Comunicación Creativa para Nuevos Vientos Consultores

Importantes avances para el comercio de carne vacuna

En las últimas semanas  hubo importantes novedades que dan cuenta de avances en las gestiones que desde el Ministerio de AgroIndustria  se realizan tendientes a mejorar el ambiente de negocios en la cadena de ganados y carnes.

 

El hecho más relevante sin dudas ha sido la creación de la Subsecretaria de Control  Comercial Agropecuario, recuperando así el Ministerio las facultades de aplicar las sanciones previstas en la Ley 21.740, que con motivo de la disolución de la ONCCA,  fueron transferidas al Ministerio de Economía. Esta Subsecretaría que estará a cargo del Dr. Marcelo Rossi, funcionario que viene trabajando en el Ministerio y que cuenta con el antecedente de haber sido el Presidente de la ex ONCCA tendrá la misión de hacer cumplir la normativa atinente al comercio agropecuario.

 

Seguramente la Subsecretaria será una herramienta importante para el cumplimiento del objetivo final que es lograr la transparencia del sistema, pero requerirá del trabajo coordinado de otros organismos:  en materia sanitaria el SENASA y los gobiernos provinciales, en materia fiscal la AFIP y en materia laboral el Ministerio de Trabajo de la Nación y de las provincias como también de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, entre otros.

 

Destacamos la coordinación del accionar en ese sentido que realiza el Ministro Buryaille, quien esta semana generó una reunión de toda la dirigencia de la industria frigorífica con el Ministro de Trabajo Dr. Jorge Triaca donde se le platearon de manera unívoca la necesidad de contar con la homologación de la escala salarial acordada en el mes de agosto y vigente desde Julio, como  también la necesidad de que haya una única escala salarial aplicable en todo el país independientemente de cuantas Federaciones de trabajadores existan. Resulta indispensable tener una escala salarial uniforme para igual tarea, que la misma sea cumplida por todos los establecimientos faenadores independientemente del tipo societario de explotación (cooperativas, municipales, sociedades anónimas, unipersonales, etc) y que también se exija y obligue a dichos empleadores al cumplimiento de las obligaciones previsionales, de seguridad social y seguros  en salvaguarda de los trabajadores y sus familias en primer lugar y para garantizar la sana competencia entre empresas en segundo término.

 

En la misma línea, la reunión mantenida en el Ministerio de AgroIndustria entre AFIP, ARBA, SENASA, Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, INAES es otro hecho para destacar y demuestra la vocación de involucrarse en resolver la problemática que desde hace muchos años venimos denunciando como prácticas desleales.

 

El negocio de ganados y carnes como lo demuestran las notas que contiene el presente newsletter va lentamente por el camino de la recomposición del stock, además continúa la retención de vientres y se empieza a ver un incremento de la faena de consumo con motivo de la salida de animales encerrados en invierno, el gran desafío es volver a producir novillos.

 

Para mejorar cualitativamente la producción de kilogramos es necesario que los animales que se envían a faena tengan más peso, que se produzcan novillos y para acelerar ese proceso se necesita financiamiento, porque si el sector lo tiene que hacer por su cuenta,  el ritmo será lento como se viene observando en los últimos años. La categoría novillos representaba casi el 35% de la faena total una década atrás, hoy solo representa el 20%, para recuperar la participación de esa categoría en la faena nacional se necesitan producir 2 millones de cabezas que deben ser retenidas y recriadas a pasto debiendo el sector (al retener ese capital que hoy es parte del flujo financiero) disponer de U$S 800 millones, lo que resulta imposible para el sector privado sin financiamiento externo. El desafío para acelerar este proceso es crear un instrumento financiero ágil que permita a la producción retener animales sin ver afectado su flujo de caja.

 

Lograr incrementar la faena de la categoría novillos en 2 millones de cabezas implicaría agregar de mínima entre 150 y 200 mil toneladas de carne con el mismo stock y volumen de faena actual, lo que sería una producción equivalente a las exportaciones totales de carne de los últimos años de nuestro país.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Please reload

NOTAS RECIENTES
Please reload