• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2016 by Sí! Comunicación Creativa para Nuevos Vientos Consultores

Se recuperó la faena vacuna y cayeron los precios de la hacienda

 

La faena creció 5% respecto de septiembre y se debió a la mayor salida de ganado de los feedlots.

Las hembras representaron apenas el 41,7% del total lo que confirma la continuidad del proceso de retención.

En octubre los precios cayeron por primera vez desde diciembre.

 

 

 

En Octubre la faena vacuna aumentó 5 % respecto de septiembre. Con relación al mismo mes del año pasado la caída fue del 2% pero en el acumulado de los primeros 10 meses del 2016 se verifica una retracción en la oferta de gordo del 6,5%.

 

Las categorías de hembras representaron apenas el 41,7% del total lo que confirma la continuidad del proceso de retención iniciado hace 2 años. Ese porcentaje sobre el total es similar al que registran vacas, vaquillonas y terneras a lo largo de todo el año.

 

El incremento en la oferta durante octubre y respecto del mes anterior en términos absolutos fue de 46.400 animales. Ese volumen fue aportado por las categorías de vaquillonas, novillitos y terneras. Son las categorías livianas que aportan los feedlots que están sacando la hacienda que por cuestiones climáticas se había atrasado en su proceso de terminación. En cambio, en la categoría de vacas se dio la mayor baja que fue de 7% y en términos absolutos de 12.000 cabezas.

 

La mayor oferta de octubre explica la caída en las cotizaciones. El mes pasado fue el primero en el cual se registraron caídas promedio en todas las categorías para faena según los promedios mensuales del Mercado de Liniers (que detallamos en los cuadros correspondientes) desde que arrancó la nueva gestión de gobierno.

 

La caída da cuenta de que en los últimos meses el mercado se sostuvo por la baja oferta y no por la mejora de la situación económica. Creemos que se debe diferenciar la coyuntura económica y sectorial de las perspectivas positivas de los productores y del impulso que significó el recambio electoral que se tradujo en inversiones en la cría vacuna. Lo que se observa a la hora de comercializar la carne es que la demanda interna tiene menos poder de compra. 

 

Desde diciembre pasado y hasta septiembre de 2016 los precios de la hacienda venían con tendencia a la suba, proceso que se cortó el mes pasado. Cabe recordar que entre noviembre y diciembre de 2015 el mercado se adelantó al recambio político-económico y los valores del ganado tuvieron un salto importante pero desde entonces la suba del valor promedio de los novillos (la categoría que más aumentó) fue de sólo 18% mientras que la de los terneros fue de apenas 12%. Si se computan las bajas registradas en octubre la variación fue todavía mucho menor y promedió la mitad de la inflación acumulada.

 

En el caso de la carne vacuna la suba de sus precios también fue inferior a la inflación computada en los últimos 11 meses y a su vez menor que la suba registrada por la hacienda. Esto tiene que ver con las dificultades que tuvo la industria para colocar la carne y con la competencia por hacerse del poco ganado disponible.

 

Mientras la hacienda y la carne perdieron la carrera contra la inflación, al mismo tiempo se dio un incremento de los costos como los de la energía, combustibles y salarios al tiempo que cayó el ingreso por la venta del principal subproducto, el cuero, que como bien señaló el consultor Ignacio Iriarte en los últimos meses tuvo una baja de hasta 10%.

 

Esto, además, en un contexto de alta oferta de las carnes sustitutas: la de pollo es de 45 kilos según los últimos registros oficiales y la de cerdos supera los 13 kilos. Entre las 3 carnes acumulan una oferta ponderada promedio de 115 kilos.

 

En el corto plazo se espera que la oferta de gordo se mantenga en los niveles de octubre por la mayor salida de hacienda de los feedlots, esto podría presionar los precios del ganado, pero superad ese “pico de oferta” es probable que entremos en un nuevo bache al menos por los primeros meses del año debido a que los encierres en los corrales es muy bajo. A favor de una mayor oferta podría jugar la aparición en el mercado de lo que se está recriando, pero de no ser así la merma en los ofrecimientos se volverá a sentir.

 

En cuanto a la oferta de los feedlots, tengamos en cuenta que según el registro de la Cámara de Feedlot al 1 de octubre la ocupación en los establecimientos más profesionalizados fue del 65% y con una clara tendencia al vaciado ya que de cada 2 animales que salen se repone sólo 1.

 

Con la invernada cara y el gordo en retroceso sólo algunos matarifes o frigoríficos compran para llevar a los corrales. Por eso es probable que una vez superado el “pico” de ofrecimientos de estos meses y por la falta de rentabilidad en los corrales y la continuidad del proceso de retención la disponibilidad de hacienda para faena seguirá siendo baja en el primer semestre de 2017.

 

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Please reload

NOTAS RECIENTES
Please reload