• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2016 by Sí! Comunicación Creativa para Nuevos Vientos Consultores

Reintegros a exportaciones: una buena noticia para la industria cárnica

 

 

 

 

 

El inicio de año empezó con buenas noticias para la industria cárnica, el primer día hábil se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 1341 PEN que implementa nuevamente reintegros a las exportaciones y que viene a materializar el anuncio efectuado por el Ministro Buryaile en el marco de Sial que se realizó en octubre. La medida, reclamada por el sector privado, reinstala una política activa de fomento a la exportación que fuera dejada sin efecto en el año 2006 por el entonces Ministro Lavagna, por orden del Presidente Néstor Kirchner.

 

Estimamos esos reembolsos podrían llegar a significar hasta 50 millones de dólares de ingresos extras en 2017 para el sector cárnico ponderando un crecimiento del orden del 10 % en los envíos al extranjero. La aplicación del beneficio viene a mejorar la competitividad del sector exportador sumamente deteriorada por el valor en dólares de la hacienda (que es superior al que se registra en los países vecinos) y los mayores costos internos en mano de obra, servicios -energía, transporte-, e impuestos y tasas. Seguramente, la percepción efectiva del reintegro derramará y beneficiará también a toda la cadena, llegando incluso a los proveedores de hacienda.

 

También ha sido una buena noticia la decisión de la Provincia de Santa Fe de reducir la alícuota de ingresos brutos para los matarifes abastecedores al 0,5 %, siguiendo la línea impulsada por las provincias de Buenos Aires y Córdoba. A ésta política impulsada por AgroIndustria y las provincias citadas esperamos y haremos gestiones para que lo hagan las restantes provincias, para así disminuir la presión fiscal sobre el comercio de carnes y facilitar la transparencia.

 

El año 2016 cerró con una faena en cabezas inferior a 2015 en  500.000 animales que representa un caída de alrededor de un 4,3 %,  pero, en cuanto a la producción de kilogramos de carne la disminución habría sido solo de un 3,6% según estimaciones del Lic. Miguel Jairala  analista de mercados de IPCVA. La menor diferencia se debe a que lentamente se está enviando a faena animales más pesados, aunque el grueso de la producción tiene como destino el mercado interno y por ende la faena  de novillos no es todavía representativa y debería ser el objetivo a trabajar. La faena de las categorías terneros/as, vaquillonas y novillitos, en base a los animales enviados a faena y de acuerdo a los datos procesados por la consultora AgroIdeas representaron un 55% de la faena total en 2016, el mismo nivel que en 2014, mientras que en 2015 habían alcanzado el 56,3%. Estos guarismos confirman nuestra convicción de que el camino a seguir es el de alentar la recría para producir mayor cantidad de kilogramos (novillos) y no el de la prohibición de faena de animales con kilaje inferior a 300 kilos, que no aportan beneficios de manera sustantiva y su control ha generado más distorsiones que aportes. La norma nacida en el año 2006, que tuvo una veintena de modificaciones, elevó sin sustento técnico el peso de la categoría terneros hasta 99 kg./ media res (antes era de hasta 73  kg. - Resolución J-379 del 28/03/1973) y se limitó a las categorías vaquillonas y novillitos a los pesos comprendidos entre 99 y 125 kg./media res (antes vaquillonas estaban entre 73 y 113 kg./media res y novillitos entre 73 y 118 kg./media res). Toda esta situación  seguramente será revisada en el presente año por la Subsecretaría de Ganadería en el marco del nuevo sistema de Tipificación y Clasificación.

Para incentivar la producción de animales más pesados desde FIFRA hemos propuesto al Ministerio de AgroIndustria de la Nación y a la Mesa de Ganados y Carnes del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, el impulso de Fideicomisos Ganaderos para Recría que vendrían a acelerar el proceso  y que permitiría a los  productores participar mediante el  aporte de hacienda y así hacerse de fondos sin necesidad de vender sus animales, comprometiéndose a recriarlos hasta alcanzar determinado peso y participar luego de los resultados del Fideicomiso  de Recría; es un figura novedosa de amplio uso en la construcción de edificios y que entendemos que podría tener aplicación en la actividad ganadera.

 

 

Aguardamos en lo inmediato la nueva normativa que vendría a simplificar y agilizar los trámites de inscripción en RUCA en línea con la normativa de AFIP (Resolución 3873), que sería la normativa pendiente y que facilitaría el blanqueo de operadores, para así iniciar a partir del 01 de Marzo el nuevo esquema de operatoria tendiente a lograr transparencia comercial, fiscal y sanitaria. Un desafío postergado por décadas y que desde la Presidencia se lo ha impuesto como objetivo, al cual aspiramos a coadyuvar a cumplir.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Please reload

NOTAS RECIENTES
Please reload