• Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2016 by Sí! Comunicación Creativa para Nuevos Vientos Consultores

Agroideas: análisis y perspectivas sectoriales. Impacto de la macroeconomía en cadena ganadera

18 Dec 2018

 

El precio del ganado sigue deprimido.

El novillo de exportación la única categoría que tuvo mejor performance. Hay una clara descapitalización de los productores, mayor venta de hembras, aunque por el momento no estamos en liquidación. La buena noticia es la apertura del mercado de EEUU. Las exportaciones en 2019 podrían ser aún mayores a las de 2018.

 

La faena en el mes de noviembre fue de 1.106.658 cabezas, 2 % menos que noviembre del año anterior, pero con un incremento interanual en los primeros 11 meses del año del 6,6 %. Es la faena acumulada a noviembre más alta desde el año 2010.

 

El incremento de la faena 2018 versus 2017 está dado básicamente por la mayor faena de hembras. La participación alcanzó el 47 %, cifra que enciende una luz de prudencia hacia dónde estamos yendo. Son  valores que no indican una tendencia clara. Es importante considerar que luego de períodos de retención estos valores NO indican por el momento liquidación.

 

El productor no puede indefinidamente estar en un proceso de aumento de su stock en hacienda. Sumado a esto, como ya lo hemos explicado, el componente financiero es clave en la dinámica del rodeo al tener que vender hacienda para cubrir los compromisos financieros.

 

Comportamiento de los Precios.

La buena oferta de hacienda y recesión económica presente hicieron que descendieran los precios de las distintas categorías de hacienda para invernada El incremento de precios ocurrido en el mes de septiembre tanto para la invernada (22%), se vio diluido con las bajas ocurridas en el mes de octubre (-4,3%) y del mes de noviembre (-9,8%). Algo similar ocurrió con la hacienda liviana gorda destinada al consumo. La suba del 8,2% ocurrida en septiembre, retrocedió durante (-4,3%) en octubre y (-1,73%) en noviembre.

 

No así la carne al consumidor que se incrementó un 1.2 %. La baja del precio de la hacienda durante los dos últimos meses, con una inflación que continúa siendo alta, hace más complicado el flujo financiero de las empresas. Esto se ve potenciado por las altas tasas bancarias para los descubiertos / préstamos / compra de cheques, por lo cual el impacto en el resultado del negocio es aún mayor.

 

La ganadería es un negocio de stock, con baja rotación de capital, fundamentalmente en la etapa de la cría. Períodos de inflación con altas tasas de interés acrecientan este aspecto y decaen las expectativas. El estancamiento en el precio de los vientres en los últimos dos años es un claro indicador. Este ¨apriete¨ financiero y baja de la capacidad de compra del kilo de ternero se ve claramente en el gráfico, considerando el último semestre. A modo de ejemplo, se necesita un 90 % más de kilos de terneros en noviembre que en junio para adquirir un rollo de alambre, y un 55 % más para adquirir Fosfato diamónico.

 

La única categoría que tuvo en el último cuatrimestre un mejor recorrido es el novillo de exportación, con alta demanda de la industria, despegándose del precio del gordo para consumo interno. Hace años que el precio del novillo de exportación no se encontraba en valores superiores a la hacienda de consumo interno. Esto es una buena señal tendiente a la producción de animales más pesados. Ahora bien, la producción de hacienda más pesada demanda más tiempo en los establecimientos y ante el escenario económico de altas tasas de interés el estímulo de precios impactará en menor medida.

 

Desde la asunción del actual gobierno, el kilo vivo de novillo de exportación en dólares disminuyó un 27 % y la tonelada de soja 1 %. Muchos de los costos de la ganadería también están dolarizados, por lo cual mejora la rentabilidad de la agricultura versus la ganadería y pone un freno a la recuperación de campos hacia la ganadería. En tanto que nuestros competidores del mercosur com Brasil y Uruguay tuvieron un incremento de su valor en el mismo período.

 

Conclusiones: El precio del ganado continúa deprimido y con bajas nominales en los últimos dos meses, siendo el novillo de exportación la única categoría que tuvo mejor performance. Claramente hay una descapitalización en térmios reales de los productores, mayor venta de hembras, aunque consideramos que por el momento es una luz amarilla a prestar atención, pero no estamos en liquidación. La noticia de la apertura del mercado de EEUU a la carne Argentina, es un gran estímulo y da ánimo para pensar en el mediano plazo. Las exportaciones en el año 2018 serán muy superiores al 2017 y todo indica que en el 2019 seguirán en aumento

 

INFORME AGROIDEAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Please reload

NOTAS RECIENTES
Please reload