top of page
  • Por Dr. Sebastián Bendayán Breser, Presidente de Fifra

Caen los ingresos en la cadena cárnica por bajos precios en el consumo y en la exportación.

Por Dr. Sebastián Bendayán Breser, Presidente de Fifra


La carne y la hacienda registran subas mensuales e interanuales muy inferiores a la inflación informada por el Indec. Además China compra carne pero con precios en baja, todo esto afecta el ingreso de dinero a una cadena que pierde valor y en la que se desfinancian las empresas

Terminó el primer semestre del año que transcurrió de manera muy vertiginosa y con poca previsibilidad. Hasta mayo inclusive se faenaron poco más de 6 millones de animales, volumen que comparado con los primeros 5 meses del año pasado indica un incremento del 10% en los envíos a frigoríficos lo que significan 627.0000 627.000 cabezas adicionales.


Creció la faena en mayo pero sin modificaciones sustanciales en cuanto a la participación por categorías respecto del arranque del año: los novillitos representaron el 42%; las vaquillonas el 26,1%; las vacas el 21,2% y los novillos el 8,1%, por mencionar las más representativas.


Lo que, si se observa un aumento de faena de vacas en el orden del 5% lo que fue más evidente en mayo lo que creemos tiene que ver con la continuidad de la liquidación por sequía y algo más de demanda de China lo que por otro lado no se traduce en mejoras de precios.


El peso promedio por res faenada fue de 226 kilos en los primeros meses del año. Este indicador refleja una caída consecuencia del menor peso de lo enviado a los frigoríficos lo que está relacionado con la sequía y el proceso de vaciamiento de los campos sobre todo de cría y la imposibilidad de hacer recrías ya que no se contó con el alimento o forraje necesario.


Por otro lado, la faena de hembras representó el 47,3% del total (llega a 49% si se agregan las terneras), lo que significa que siguió siendo alta pero que no hay una liquidación de rodeos como sucedió con la seca de 2008/09.


Las empresas nucleadas en FIFRA en lo que va del año faenaron 1.750.890 cabezas, lo que representó el 29,3% del total nacional.


Brasil está volcando al mercado chino un volumen de carne mayor debido a que en los meses previos el caso de vaca local frenó sus embarques y a que está creciendo su producción en un contexto de baja demanda local. Esto y la presión bajista de los importadores chinos presionan más a la baja los valores que por ahora no encuentran piso.


Para las próximas semanas se esperan señales y medidas de estímulo del gobierno chino ante la lenta recuperación de su economía lo que podría beneficiar a las exportaciones de carne de nuestro país. La inflación mayorista de China tuvo en mayo su peor caída desde 2016 yel índice de precios al consumidor cayó 0,2% respecto a abril, lo que da cuenta de la baja demanda de su población.


En el mercado interno continúan los precios contenidos, con valores del novillo en pie atrasados, solo hubo un pequeño ajuste de precios entre fines de marzo y principios de abril.


Según datos del Senasa al 1 de junio el stock de ganado vacuno en feed lots llegó a un nuevo récord de poco más de 2 millones de cabezas. Dicho número fue 4% superior a la serie histórica para el mes de mayo y 20% más alto que en igual fecha del año pasado. Y analizando los encierres por categorías, se observa un 48% más de terneros y terneras encerradas con relación al 2022.


Lo que sí es claro, que el 2024 evidencia que habrá faltante de animales tanto en corrales como en los campos debido a los efectos de las graves sequias que atravesamos.


Mientras tanto, la mayor faena y producción de este año favorecen un incremento en la oferta interna que permite un consumo ponderado mayor y por lo tanto retraso en los precios de la carne y de la hacienda.


Por otra parte, el consumo de cerdo continúa firme, por encima de las 700.000 cabezas faenadas, rompiendo mensualmente los records de faena. A eso se suma la alta oferta de pollos que a pesar de verse incrementada por los efectos de la gripe aviar mantuvo sus precios.


La decisión del Gobierno Nacional en unificar ministerios, sobre todo en carteras tan importantes y sensibles como la de agricultura, entre otras, solo hizo más burocrático al organismo, sobre todo en estos momentos que hay que dar respuestas rápidas y efectivas para el sector.


En relación a las novedades gremiales se están manteniendo reuniones con los sindicatos para analizar la evolución de los precios en referencia al acuerdo paritario acordado, cuya finalización es el 30 de septiembre próximo.


Finalmente, desde Fifra como siempre lo propugnamos por el dialogo y el consenso, debatiendo ideas para el mejoramiento no solo de la industria, sino de toda la cadena de la carne.

Comments


bottom of page