• FIFRA INFORMA

Cuando la unión hace la fuerza


Un grupo de emprendedores fundó en el año 90 el frigorífico Unión en la provincia de Santa Fe. Hoy la segunda generación de ese núcleo fundador ya participa de la gestión de la empresa donde trabajan 120 personas.


Crédito: Frigorífico Unión


El frigorífico Unión nació en 1990, cuando la hiperinflación hacía estragos en la economía argentina lo que condicionaba cualquier emprendimiento.


Un puñado de 10 emprendedores, que conformó el primer directorio, realizó el mayor aporte de capital y le hizo frente a la crisis uniendo esfuerzos y sumando a otros para octubre del año 90 logró la primera faena. En total fueron 86 los inversores en aquel momento entre los que había además de ganaderos productores agrícolas, industriales, comerciantes y profesionales de la zona.


Federico Anania, hijo de uno de los fundadores, es hoy parte de la segunda generación de directores de la empresa y contó que: “lo que pretendían era dar garantía de pago a los productores proveedores de hacienda y a su vez tener garantía de cobro de la carne”. Ese objetivo se pudo cumplir gracias a que en ese grupo de primeros directores de la firma había ganaderos, agricultores y también carniceros.


El empuje de esos emprendedores revitalizó la economía de Villa Trinidad, un pueblo ubicado a 250 kilómetros de la capital provincial y cerca del límite con la provincia de Córdoba.


Federico Anania contó que actualmente en el frigorífico trabajan 120 empleados en forma directa y por su puesto hay que contar también a los empleos relacionados con esta industria.


El empresario agregó que actualmente faenan en promedio 5 mil cabezas por mes lo que implica operar al 70% de las posibilidades de la firma en la que producen carne con hacienda de terceros aunque también tienen faena propia.


El frigorífico nació como un ciclo 1, pero desde 2015 y con la incorporación al directorio de la segunda generación se agregó el corte por cuartos, el desposte y el envasado al vacío lo que les permitió vender cortes con marca propia aunque también lo hacen para marcas de terceros. En definitiva, se trató de una inversión que les permitió sumar agregado de valor.


Finalmente Anania se refirió a las declaraciones que tuvo la secretaria de Comercio Interior Paula Español respecto de una posible cierre de exportaciones de carne vacuna: “eso genera incertidumbre porque si bien no somos un frigorífico exportador, esas medidas nos terminan afectando a todos. Cuando el exportador puede exportar se dedica a atender a esos clientes y a todos nos va bien porque no sale a competir en el mercado interno. Si se tocan esos mecanismos de corto plazo seguramente baje el precio de la carne, pero a la larga sería perjudicial para toda la cadena”.