top of page
  • Foto del escritorFIFRA Informa

El día que Darwin saboreó un asado con cuero con Juan Manuel de Rosas.

Con solo 22 años Charles Darwin recorrió en un viaje iniciático la Argentina y saboreó un asado con cuero nada menos que con Juan Manuel de Rosas.


Todavía joven e inexperto, Charles Darwin recorrió la Argentina armando las bases de su teoría de la evolución. Un viaje iniciático de aventuras, riesgos, descubrimientos y deliciosas carnes asadas al borde de los caminos.



La carne tierna, cocinada largamente en sus propios jugos, sobre las brasas de la leña, que luego se deshace en la boca. Una especialidad regional reconocida como una de las grandes tradiciones culinarias de la provincia de Entre Ríos, pero que en realidad va más allá de un lugar específico. Su historia se remonta a los mismos inicios de la República, en un recorrido de norte a sur por los territorios de la naciente Argentina. Hablamos del asado con cuero, un modo de cocinar, una técnica que muestra la más concreta celebración de la carne vacuna del país.


Tan importante es esta tradición que incluso tiene una fecha propia en el calendario. Es la fiesta del asado con cuero que se celebra cada año en la localidad de Viale, Entre Ríos, a tan solo 50 kilómetros de la capital provincial Paraná.


Ese mismo asado con cuero es el que hace unos 200 años Charles Darwin probó en Argentina. Así lo cuenta él cuando narra sus famosas expediciones por la Patagonia. Es un Charles Darwin anterior a postular la teoría de la evolución, apenas un joven recién recibido que había estudiado botánica y geología en Cambridge.


Lo invitamos a abrir las páginas del libro que adjuntamos para conocer más sobre las historias de la carne vacuna.


Crédito:  IPCVA


Carne, una pasión argentina
.pdf
Descargar PDF • 9.01MB

Comments


bottom of page