top of page
  • Foto del escritorFIFRA Informa

El frigorífico Marú genera 93 puestos de trabajo, agrega valor e invierte a pesar de las dificultades de la economía

La firma nación en 1979, reparte carne en 5 provincias con una moderna y renovada flota de camiones, también sumó capacidad de frío. Sus directivos piden orden económico, créditos y cambios impositivos para seguir creciendo.



Crédito: Frigorífico Marú

El frigorífico Marú está ubicado en Rufino, al sur de Santa Fe, zonas eminentemente agrícolas. Desde allí comercializan carne a 5 provincias: en localidades santafecinas, de Córdoba, Buenos Aires, San Luis y San Juan.


Todo esto lo hacen con capital propio ya que compran el 90% de la hacienda que faenan y cuenta con una amplia y modera flota de reparte con los más nuevos equipos de frío. También renovaron instalaciones dentro de la empresa a los efectos de conservar de la mejora manera el producto e incrementar la capacidad de stock de medias reses.


Diego Ávíla es el gerente de la firma que maneja junto con su esposa Tamara Cabodevila y su suegro Pedro Oscar Cabodevilla que fue el fundador de la empresa en el año 79.


El directivo de la firma dijo que teniendo en cuenta las distancias que recorren y la competencia que hay en el mercado la calidad del producto y la eficiencia logística se volvieron un factor clave y por en en los últimos años invirtieron en estos ítems.


Lo que comercializa Marú son medias reses, aunque también tienen la posibilidad de hacer cuartos en función de lo que demande el cliente.



En la empresa se faenan entre 3500 y 3700 vacunos mensuales aproximadamente y trabajan 90 empleados en forma directa: “son 93 familias que dependen de la continuidad de la firma lo que nos genera una gran responsabilidad, pero también un importante compromiso con nuestra comunidad” dijo Diego Ávila.


El escenario obliga a no quedarse atrás y hacer que la empresa sea los más eficiente posible: “por eso hace dos años compramos un equipo alemán con gran capacidad de frío en la fábrica, las inversiones apuntan a tener más capacidad de stock y mejor logística. Además la venta directa de menudencias es un gran valor agregado, que nos da un mejor posicionamiento en el mercado”, indicó.


Avila se refirió a los problemas que espera que se puedan resolver en esta gestión de gobierno. El primero tiene que ver con el orden macroeconómico y en tal sentido destacó la necesidad de controlar la inflación que impide cualquier proyección económica y el acceso al crédito.


Por otro lado, mencionó las cuestiones sectoriales que considera se deben resolver, al respecto destacó la necesidad de reducir la presión fiscal y sobre todo corregir las distorsiones impositivas.


“Creo que es primordial implementar es la baja de impuestos y generar algún tipo de línea de crédito con tasas acordes al negocio. En especial creo que hay que corregir la implementación del impuesto a los Ingresos Brutos que tiene tasas elevadas, que a su vez son diferentes en cada provincia y que por otra parte pagamos cada vez que entramos con producto a cada una de ellas. Todo eso es costo que se caga al precio de la carne y que distorsiona el negocio”, dijo el empresario.


Avila finalmente se refirió a las perspectivas para el 2024. En tal sentido indicó que espera que el gobierno pueda enderezar el rumbo de la economía, pero sabe que se vienen momentos difíciles: “el consumo está castigado y la inflación le pega duro, eso afecta a nuestras empresas ya que el 75% de la carne que se produce va al mercado local, esperemos que los antes posible se pueda encontrar una salida a la crisis”.





Comments


bottom of page