• FIFRA INFORMA

El precio del novillo de exportación es el más caro del Cono Sur


Crédito: lavoz.com.ar





A pesar de la baja de los últimos días el precio del novillo para exportación es el más caro del Mercosur debido al faltante de ganado, categoría que se fue achicando de forma notable en las ultimas dos décadas.




El precio del novillo para exportación en la Argentina se convirtió en el más caro del Cono Sur en las últimas semanas y pese a haber cedido algunos centavos en los últimos días por la caída del valor de la cuota Hilton que viene en baja tras haber llegado a los más de 13.000 dólares la tonelada poco tiempo atrás.


Los datos informados por el IPCVA indican que el kilo de novillo en gancho en nuestro país ronda los 4,55 dólares, y que ya supera en 6% al valor de Uruguay, donde promedia los 4,22 dólares. También es 20% mayor al valor que se paga en Brasil, que promedia en los diferentes mercados los 3,60 dólares.


Esta suba se da en un contexto de caída del valor de la Cuota Hilton en el último mes por la debilidad de la demanda europea ante los nuevos casos de covid y las restricciones a los movimientos sociales.


Los cortes como lomo, cuadril y bife que entran a la Unión Europea con preferencia arancelaria y dentro de un cupo anual de 29.500 toneladas valen ahora 12.000 dólares la tonelada.


La falta de hacienda de esta categoría de novillos pesados y que responden a determinado biotipo fue la que mejoró los precios. Cada año que pasa se achica el stock de esta categoría debido a las señales negativas que desde hace al menos dos décadas recibe el sector productivo.


En cuanto a la evolución del stock de novillos, en 2020 se contabilizaron 2,3 millones, cuando en 2007 había 4,7 millones y en 2005 casi 6 millones. Esto implica que 16 años la Argentina perdió el 61% de los bovinos que ingresaban en esa categoría novillos. Los continuos cierres de exportaciones o limitaciones a las ventas al extranjero y el avance de la agricultura fueron transformando el esquema productivo y llevaron a que se apuntara a terminar hacienda liviana en engordes a corral para el consumo interno, en detrimento de la producción de novillos de más de 430 kilos que usualmente tenían por destino el mercado exterior.