top of page
  • Foto del escritorFIFRA Informa

En 2023 la hacienda aumentó más que la carne lo que afectó márgenes del comercio minorista y la industria

En la semana de la asunción del nuevo presidente Javier Milei se dio un salto de precios de la hacienda que luego no fue convalidado en el mostrador. El consumo interno ejerció un efecto rebote y por eso los valores del ganado luego retrocedieron.


De todos modos, cabe destacar la inelasticidad de la demanda interna de carne vacuna y su interés claro y contundente por hacerse de este alimento. Sin dudas el crecimiento del sector está en la exportación, pero no se puede dejar de destacar la fortaleza y fidelidad del consumo aun en épocas de crisis como la actual.


El informe mensual de precios del IPCVA da cuenta de que la carne vacuna en el último año aumentó 300%, menos que la inflación lo que indica que la brecha fue absorbida por el comercio minorista y por la industria frigorífica.


En diciembre el novillo promedió en el Mercado de Cañuelas los 1400 pesos lo que significa una suba respecto de igual mes de 2022 de 324%. El novillito promedio 1626 pesos y tuvo una mejora de 365%. Las vaquillonas promediaron 1379 pesos, el aumento fue de 310%. Y las vacas tuvieron un precio de 1000 pesos con una suba de 312%.


La hacienda para faena aumentó 60/70% más que el promedio de precios de la economía y esto a pesar de que la faena fue altísima. Llegó a los 14,5 millones de cabezas, el nivel más alto desde la liquidación de 2009.


Esa suba del ganado para la faena se replicó en el precio de la invernada. Los terneros que venden los criadores se pagan entre 1500 y 1800 pesos cuando un atrás valían entre 350 y 400 pesos. La mejora fue de 330/350%.


Crédito: el trece


Adjuntamos a esta nota el informe de precios minoristas que elabora todos los meses el IPCVA:


PRECIOS
.pdf
Download PDF • 764KB

bottom of page