top of page
  • Foto del escritorFIFRA INFORMA

Frideza triplicó su faena y producción de carne en sólo dos años y va por más

La sociedad que se hizo cargo de Frideza hace dos años reinvierte todo pensando en seguir creciendo en producción, acceder a los mercados exportadores y hasta en procesar el sebo vacuno.

Créditos: Frideza

El Frigorífico General Deheza (Frideza) cumple este año 50 de actividad pero desde hace tan sólo 2 está a cargo de la firma una sociedad que le dio un importantísimo empuje.

La planta fue adquirida por Agustín Santomero, Daniel Córdoba y la firma Emprendimientos Agropecuarios el 29.


“Luis Frassia fue su fundador y dueño desde siempre y nunca tuvo una sola mancha, nos encontramos con una empresa muy prolija”, dijo Santomero, uno de sus directores quien también tiene una firma matarife abastecedora de carne en Córdoba que distribuye por todo el país.


“Cuando llegamos a la planta tenía capacidad ociosa importante, faenaba aproximadamente 2.000 vacunos al mes y unos 2.000 cerdos. Desde que la operamos, hace poco menos de 2 años, triplicamos la producción y la idea es seguir haciéndola crecer, darle empuje al consumo y meternos en la exportación, en los mercados de más valor”.


En Frideza se hace el ciclo 1 (la faena). el ciclo 2 (desposte) y en el ciclo 3 se producen embutidos frescos y secos.


Desde que se hicieron cargo a esta parte la faena pasó a ser de 6300 vacunos (es el dato de diciembre) y más de 2.000 cerdos, además producen 100 toneladas de embutidos.


¿Cómo lograron semejante salto productivo en tan poco tiempo? Pues con mucho empuje, dedicación, profesionalismo, reinvirtiendo las ganancias y apostando al negocio.


“Empezamos a hacer inversiones sobre todo en frío y a hacer mejoras para lograr acceder a los mercados internacionales, en pocos meses haremos pruebas a destinos como

Hong Kong o Brasil para aceitar los procesos necesarios” indicó Santomero.


El empresario dijo que siguen pensando en crecer, en agregar valor y proyectos productivos.

“Queremos producir más variedades de embutidos y con diferentes marcas. También somos conscientes que lo mejor es tener una buena integración entre consumo y exportación. En cuanto a los proyectos planeamos construir una planta que permita procesar el sebo y levantar una planta faenadora y productora de carne cerdos separada de la vacuna para poder acceder a los mercados internacionales más exigentes”, explicó el director de Frideza.


La empresa hoy tiene 220 empleados en forma directa más todos los indirectos, pero con las inversiones en marcha pendientes seguramente en poco tiempo serán muchos más.


Respecto de la proyección, lo que se planea es llegar a una vacuna de 10.000/11.000 cabezas al mes y poder despostar 7500/8000 reses.


“Es difícil llevarlos cabo de forma rápida porque hay poco crédito y todo lo que es rentabilidad se reinvierte para el crecimiento de la planta hasta que lleguemos al proceso de ampliación que se puede dar en 1 año o en algunos más, depende mucho del contexto crediticio ya que son inversiones grandes y costosas y es mejor hacerlo a paso lento pero seguro” concluyó Santomero.

Comments


bottom of page