top of page
  • Foto del escritorFIFRA Informa

La inflación sigue alta y se profundiza el retraso del precio de la carne y de la hacienda



La inflación sigue alta, no da tregua y el poder de compra del salario se achica lo que se refleja en los retrasos en los precios de la carne y de la hacienda.


La inflación de mayo fue de 7,8% pero según la medición que hizo el IPCVA los de la carne subieron 1,9%. En los últimos 12 años la inflación nacional fue de 114% mientras que la carne vacuna aumentó 70%.

Esto da cuenta del “favor” que el sector le está haciendo a la economía, a los consumidores y a la dirigencia ya que sin esa retracción en los valores la inflación sería todavía mucho más alta.


Hay que poner en evidencia estos datos porque en algún momento se dará el reacomodamiento de los valores y es probable que una vez se culpe al sector de esas modificaciones cuando en realidad lo que viene sucediendo es una profunda descapitalización de las industrias y de los productores.


La carne sube más que la inflación porque las industrias deben soportar costos que se incrementaron de forma notable como los energéticos, logísticos y salariales, en el caso del comercio también hay que tener en cuenta el salto de los alquileres de los locales. Todo esto impide que la suba de la carne que fue de 70% se traslade al ganado.


Mientras tanto la hacienda tuvo subas promedio de 55% para novillos, novillitos y vaquillonas, la mitad de lo que aumentó el promedio de precios medido por el Indec.


La situación no hace más que afectar a las empresas que no hacen otra cosa que intentar seguir produciendo para que el mercado interno cuente con la carne suficiente para la población y para que haya también producción que pueda ser exportada y se sostenga el tan necesitado ingreso de divisas.


Pero todo conspira con eso, ya que a la inflación hay que agregar las trabas a la comercialización interna y a las exportaciones mediante el desdoblamiento cambiario y los derechos de exportación que restan competitividad a las empresas e ingresos a la cadena.


Finalmente destacamos que la relación entre el kilo de asado y de pollo se redujo 20% consecuencia del atraso cada vez más notable de la carne vacuna mientras que el precio del pollo, que cayó levemente en mayo, tuvo una actualización de precios que supera a la inflación.


Crédito: Perfil


Adjuntamos el informe de precios de la carne del IPCVA



INFORME MAYO 2023
.pdf
Descargar PDF • 808KB

Comments


bottom of page