• FIFRA INFORMA

DistriMeat suma inversiones y valor agregado: trocea, cuartea y apunta al mercado internacional

Diego Mc Neill, uno de los titulares del frigorífico DistriMeat dice que el cuarteo es necesario para cuidar la salud de los trabajadores, pero que se debe instrumentarse al mismo tiempo en todo el país. También cuenta sus planes de expansión y concluye que apuestan al crecimiento porque creen en el futuro del negocio de la carne

Crédito: DistriMeat


Diego Mc Neill y su socio son desde el 2009 los titulares del frigorífico DistriMeat que tiene sede en Venado Tuerto y donde trabajan 90 personas.












Desde que asumieron la titularidad de la empresa apuntaron al crecimiento productivo sumando tecnología al punto tal que están por recibir la autorización del Senasa para la venta por cortes. La firma ya vende medias reses y cuartos.


El 85% de lo que faenan es hacienda de sus clientes: matarifes abastecedores o matarifes carniceros. Y como en cualquier negocio uno se debe al cliente están modificando la composición de la faena y dando más lugar al porcino que al vacuno.


“Por pedido de nuestros clientes se empezó a faenar más cantidad de cerdos. Lo que nos piden es un mix entre esta especie y la vacuna. Hay un claro crecimiento de la demanda de la carne porcina lo que en gran medida está ligado a la caída del poder de compra del consumidor. A eso se agrega la mejora en el producto consecuencia de la inversión en genética que hicieron los criaderos y que garantiza un producto homogéneo que ayuda a que la demanda acepte esta carne”, Dijo Mc Neill

El empresario se refirió a otras dos cuestiones que interesan y preocupan a los empresarios del sector: la venta por cuartos que será obligatoria desde el 1º de noviembre y por otra parte la habilitación de exportaciones.


Con respecto al cuarteo dijo que es necesario que su implementación sea pareja en todo el país para que no haya competencia desleal en caso de que algunos operadores sigan vendiendo medias reses.


“En nuestro caso ya presentamos al plan de adecuación para mejorar y ampliar la sala de cuarteo y capacidad de frío. Ahora estamos gestionando el crédito ante la banca pública para acceder al financiamiento necesario.


En mi opinión esta medida es necesaria para cuidar la salud del trabajador pero debe ser implementada en todo el país al mismo tiempo”, señaló.


Mc Neill dijo que si a unos se los obliga a vender en cuartos y a otros se les permite comercializar medias reses los que sería posible con “la anuencia del carnicero que decida optar por la media res ya que es su forma cultural de trabajar habría una competencia desleal que preocupa a la firma y a todo el sector nucleado en Cafrisa y Fifra”.


Las dudas respecto de esta implementación a nivel nacional persisten porque para ello se requiere primero contar con la financiación, luego realizar las adaptaciones y finalmente disponer de los equipos necesarios. Mientras tanto el tiempo corre…


Con respecto a las exportaciones el empresario indicó que esperan contar con habilitaciones para terceros países primero y que no dejan de soñar con poder exportar a China que tiene exigencias sanitarias mayores.

“Tenemos hechos los parámetros técnicos arquitectónicos desde el 2019, estamos a la espera del fondeo del sistema bancario que por ahora es casi inexistente. La otra alternativa que conseguir capitalizar la empresa con un inversor ajeno pero es muy difícil garantizarle que se va a poder llevar sus divisas o que no va a tener problemas para exportar el producto en las condiciones en las que está planteado el negocio por ahora. De todos modos, no cedemos en el intento porque queremos crecer y porque creemos en el futuro del negocio de la carne”, finalizó.